Posts Tagged ‘reflexionemos’

queer eye for the sraight marriage

2 junio 2010

Hay veces en que uno opina porque se le satura la cabeza, sinceramente no encuentro otra explicación. Esta sociedad argentina tan habladora nos impulsa a formar una opinión, a manifestarla. No se puede estar fuera de ningún acontecimiento social, sin al menos justificar (opinando) nuestro deseo de no participar.

 Y así fue como al principio quise mantenerme fuera de la cuestión del matrimonio gay (¿se la veian venir o pensaron que iba a saltar con el Mundial?). No seguí el debate ni quise hablar cuando en twitter me lo repetían de a 100 o 200 mensajes, no quise meterme a leer casi nada y traté de no escuchar a Pepito Cibrian gritando “marica” exactamente 45 veces (estadística a cargo de La Nación).

Pero no puedo, es mas fuerte que yo. No puedo hacer oídos sordos mas tiempo. Me pronuncio totalmente a favor del matrimonio homosexual (que novedad) pero me da miedo que sea tomado a la ligera por los gays y lesbianas de nuestro país.

Y no es que me pare de la vereda de enfrente, tal como me recrimina mi cabeza mientras escribo esto. Yo también soy puto y no se si me casaría. Lo que me da miedo es que en pos de la reivindicación de la victoria obtenida, se den casamientos en masa (típicos de mentalidad argenta) y se dejen de lado las responsabilidades y obligaciones que el matrimonio conlleva.

Es decir, si vivimos una época donde la gente que puede se casa menos, tal como nos cansamos de leer en la tapa de la Viva del domingo (ahora cito a clarín, vieron mi pluralidad de fuentes ¿no?) y si quienes transitamos por el ambiente sabemos que en su gran mayoría el conjunto homosexual alienta una cierta tendencia licenciosa (ven, no dije promiscua. No salten todas maricas y tortas. Tener en casi todos los boliches un reducto oscuro o un pasillo tapado con una cortina, donde todos se tocan con todos, no es fomentar prácticas promiscuas solo darle una onda picante y libertina al sábado a la madrugada) me da cagazo que el resultado positivo de la lucha sea el fin optimo para los argumentos de los detractores.

O en criollo: al principio va a estar todo bien, mucho arroz, mucho casamiento, pero en cuanto las demandas por divorcio llenen los escritorios de los abogados, las ratas contreras, los católicos recalcitrantes, los medios de comunicación, algunos sectores de la sociedad y los putos mas “pro” van a ir juntando leña para la fogatita hermosa que va a quemar a tanto idealista del movimiento LGBT. Y a la mierda con lo obtenido. ¿Todo por que? Porque el ambiente homosexual tiende a dejar de lado sus “obligaciones” y solo a exigir derechos (placer, disfrute, reconocimiento, reivindicación).

Yo se que el matrimonio heterosexual no es menos “licencioso” (acá si estoy diciendo promiscuo) y que también se divorcian (vamos, sin papá ausente la mitad de ustedes no lee este blog, ni lo entienden), pero ellos nunca tuvieron que ir a pelear una ley al gobierno ni defender su causa.

Muy orondos, no se los mira ni se los juzga, se los toma como un fenómeno social. El problemita es eso, nosotros por ahora somos fenómeno de circo.

Ahora bien, a modo de defensa, la clave estaría en que se casen solo los homosexuales verdaderamente responsables. Es decir, aquellas parejas ya constituidas con un cierto perfil de “familia” y una verdadera actitud madura y responsable ¿verdad? Ok. No se casa CASI nadie (ven el casi, es mas grande y en negrita ¿notaron? bueno ahí entran todos los que ahora me putean diciendo que generalizo. Uds. son el CASI, chicos).

 Y ya sé que están pensando que con los heterosexuales pasa lo mismo. Pues bien, ¿notaron por que CASI nadie de ellos elige casarse?

 Resumiendo: me da miedo que existan batallas que a veces resulta mas peligroso ganarlas que perderlas. La ley de matrimonio es una NECESIDAD, claramente, el problema es que no se si es esta sociedad (tan inmadura) la que la necesita. Y tampoco se si es esta sociedad (más inmadura todavía) la que debe defenderla o criticarla.

Holden Caufield`s way of life

11 abril 2010

“…Pero lo que más me gustaba de aquel museo era que todo estaba siempre en el mismo sitio. No cambiaba nada. Podías ir cien mil veces distintas y el esquimal seguía pescando, y los pájaros seguían volando hacia el sur, y los ciervos seguían bebiendo en las charcas con esas patas tan finas y tan bonitas que tenían, y la india del pecho al aire seguía tejiendo su manta. Nada cambiaba. Lo único que cambiaba era uno mismo. No es que fueras mucho mayor. No era exactamente eso. Sólo que eras diferente. Eso es todo. Llevabas un abrigo distinto, o tu compañera tenía escarlatina, o la señorita Aigletinger no había podido venir y nos llevaba una sustituta, o aquella mañana habías oído a tus padres pelearse en el baño, o acababas de pasar en la calle junto a uno de esos charcos llenos del arco iris de la gasolina. Vamos, que siempre pasaba algo que te hacía diferente. No puedo explicar muy bien lo que quiero decir. Y aunque pudiera, creo que no querría….”

J.D. Sallinger – The Catcher in the Rye

Vida de mierda..

22 marzo 2010

Lemon: a las princesas no les va bien
Emi: y yo tengo alma de puto, no de princesa
Lemon: pensá, Blancanieves se murió primero y encontró el amor de puro pedo mientras una pandilla de enanos la velaba en una caja de cristal (fuckin´ freak), la bella durmiente se paso su pubertad en coma, a la Cenicienta le dieron todo lo que necesito para ser rica, bella y popular solo por 3 horas (después cagate y volve a fregar pisos negra..),  Jazmin se enamoro de un mentiroso….Fiona se volvió una gorda verde…
Emi: jajaja no hay familias felices en Disney
Lemon: Si… después que alguno se muera, o mute, o se duerma, o lo maldigan, o lo rapten, o le maten a la madre…
Emi: o se intoxique, o le maten al padre, o casi lo maten a el también
Lemon: o destruyan el planeta, o lo conviertan en llama…
Emi: es genial, mirá con que estereotipos uno crece…
Lemon: ahora que lo pienso.. la sirenita quedo MUDA antes de estar con el Principe
O sea…muda….¿entendes? muda… ¿que onda? ¿Vale tanto la pena un tipo como para que todas pasen una vida de mierda y despues se enamoren? ¿Y el stress post-traumatico quien te lo saca?

A trip to Zurich

15 marzo 2010

Rosario es una ciudad llena de minas, cuatro por cada pibe, según nuestros cálculos. Es una ciudad de minitas amigas, muchas, todas en grupo. A mi no me sorprende, si comparten tantos espacios comunes llenos de sus congéneres es natural que sean amigas y anden en grupos. 

Es ciudad de alemanes y deportistas. El hotel se llama Zurich, los pasillos emulan al bunker de los últimos días del Furher. En cada recoveco sospechamos una Eva Braun. Las habitaciones son de telo reformado. Telo chiquito y funcional, dos horas y a la mierda. 

-“No les digas santafesinos porque se pudre todo”- me avisa Phaku antes de bajar del bondi- “al parecer tienen un problema de ubicación geográfica. Ellos no son santafesinos, son rosarinos”.  Como si La Plata nos declarara la independencia, pienso y me río. 

La ciudad tiene estructuras altas. No se como explicarlo, cuando camino por Buenos Aires mantengo una relación de distancia estándar entre el comienzo del primer balcón de cualquier edificio y el suelo que piso. Si bien soy bastante petizo, esto es algo regular y tranquilo. En Rosario estas distancias se modifican en uno o dos metros, prefiero atribuírselo a la construcción colonial.

En la playa el domingo todos son sub.35 hasta pasadas las 4 de la tarde. Lo bueno es que eso me obliga a remontar el target, a afinar la puntería con un lado con el cual no suelo relacionarme mucho: la gente mayor que yo. Los rosarinos y las rosarinas son admirables. Viven haciendo deporte, son gente muy estilizada. No encontras uno con panza, todos conocen y traban amistad con sus abdominales y oblicuos. Algo que claramente no es mi caso. Si bien alguna vez nos presentaron, la relación no prosperó.

Lo que me inquietó es su déficit de vocabulario completo. Al parecer, en los libros de primaria no está la letra S y sobraban J (que se autoubicaron en medio de algunas palabras, como para no quedar extintas).

 El piso debe estar lleno de terminaciones en plural que se mueren ahí por falta de uso. “gracia chico, que la pasen bien”; “no, gracia a vo”, “viste ahí, va hasta el rio y ahí nomá tené ahí lugare pa comé”. Salvando las distancias, en mi barrio pasa majomenos lo mismo (malditas jotas).

En pocas cuentas, fue un finde genial. De muchos planes, muchas vueltas, mucha caminata y demasiado sol en la piel. Ahora si me disculpan me retiro a bañarme una vez mas en crema nivea ultra hidratante. No se confíen del sol del mediodía, ni siquiera cuanto, como ayer a la tardecita en plena playa, llueve con el cielo despejado.

9 marzo 2010

Entrar al hospital por la puerta que da ahí nomas de la guardia te predispone a vivir situaciones especiales. La gente que llega al Clínicas no llega porque le gusta, sino porque lo necesita.

Vuelvo del banco, cruzo las puertas, antes de llegar al hall veo una viejita muy viejita en silla de ruedas, cabeza muy blanca, ladeada a la derecha, baton con flores, pantuflas. Irradiaba paz, de alguna manera, la paz que se anhela en el descanso.
 A su lado, la hija cincuentona cuyos rasgos no pude retener le hablaba suave, despacito:

.-mami ……. Hey maaamiii… despertate mami…- dulcificaba mucho más su tono de por si suave- mami..ya no estas en la cama…

Camino lo que queda del tramo de baldosas hasta mi oficina con la cabeza baja y el corazon latiendo cada vez mas lento.

Derrumba mi mundo la suavidad de las palabras y los recuerdos de mi abuela. Hacia rato que no recordaba sus ultimos momentos, su cansancio, sus ganas de partir. Lloro por cualquier cosa últimamente, menos por esto. No puedo levantar la cabeza, entro, me siento y escribo.

Cuadraditos de carton con figuras pintadas encima….

5 febrero 2010

El pibe me tira las cartas y sonríe de lado, mostrando un colmillo lobuno. Yo se por que se ríe, aunque no se rie, y no hace falta preguntar demasiado. “no soy yo, son las cartas” se excusa rápido entre nuestras carcajadas. Yo me rio definitivamente, con dientes afuera, con ojitos achinados, con cara de nene.

El pibe la tiene clara y lo que calla es más que lo que dice, porque las palabras le salen ajustándose a lo políticamente correcto en su papel de “lector”. Y en el fondo es una pena pero… ¡mierda que es mas divertido así!

Saber el futuro sin que te lo digan de una, conocer el presente como si te lo contaran, aprender del pasado en un naipe. Mejor lo que no te dicen que lo que te aclaran con pelos y señales.

Igual este amigo licántropo tiene mucha onda y la verdad la pasamos genial, cagandonos de risa, dejándome enumerar un “decálogo para entender el sexo anal (preferentemente gay)”, aprendiendo el secreto de los espejos que se ven con mas claridad y que muestran mucho, y también de la inutilidad de los colores. Después  me presta un libro de Lispector (un blog antes de los blogs, claramente) dado que me encuentro en sequía de letras, de escritura, de lectura, de ganas…

Resumimos: me encuentro en sequia. La onda es pegar regadera ¿vio?

Por ahora vamos con manguera, no es practica pero de larga y finita nos va a llevar lejos el agua, por lo que vale la pena brindar.

Paso a paso, ponele.

Please Wait…

19 diciembre 2009

Ya lo hablábamos con Bufón el otro día, lo que mata a la gente es la espera. Porque hay esperas inactivas, pasivas, esperas que no implican acción energética alguna por parte de la persona que espera y esas en si no hacen daño, no dejan huellas y se mantienen estables. Uno espera que deje de llover, que bajen los precios, que el gobierno no mienta o que el mundo sea mas justo. Esperas que no están al alcance de quien espera, si se quiere, pero esperas al fin.

Las que dañan son las otras. Las esperas activas. Esas que tienden puentes de ansiedad, de energía, de deseos, de ilusiones. Esas esperas que en el fondo son a veces reproches, a veces  broncas y a veces alegrías que se postergan.

Esas esperas que tienen nombres definidos, apellidos concretos y que llevan una carga son las que matan, las que desgastan y las que pudren.

Lo más triste, lo inevitable,  es que todos esperamos algo.
(el dia que saqué la foto, el cielo quería mandarnos un mensaje)

Cosas que hay que leer #1

18 noviembre 2009

“…Ademas de las condiciones de existencia, un elemento fundamental para entender el estilo de vida es el gusto pues este unifica los estilos de vida de las clases. Estas distinciones segun los gustos varían también de una clase a otra: son de naturaleza más estética-ética en la clase dominante, apelan a la voluntad cultural en las medias y se remite a los bienes necesarios en las populares…”

[Bordieu, Pierre, La distinción. Criterios y bases sociales del gusto]

R.A.R.O

11 noviembre 2009

farolera_in_action

Raro.
En un cierto punto todo es raro.

Campanita analiza conmigo canciones infantiles, personajes que de lejos, en la inocencia pintan bonito pero de  cerca se ven mal.

¿Por que se tiene que agarrar Catalina ante cualquier cosa que pase? ¿Por que esperaba a su marido debajo de un laurel (?) y no lo reconoció cuando el kia volvio de la guerra?

 Catalina es rara, sin dudas. No gana para disgustos, acota Tinkerbell, y yo pienso que tiene mucha razón. Hay que querer vivir agarrandose de todo por cosas ajenas y encima esperar al marido sin saber como quedó. 

Otro que viene al hilo es Juan. Ese es perezoso, remolonea en la cama y no quiere ir a la escuela. El muy malandra le tira a la madre que le duele la muela, pero ¡por favor! Si te doliera de verdad ni cantar ni hablar ni nada que se le parezca. Un chico raro, seguro con ADHD.

Campanita me tira el ancho de espadas de los raros:  La Farolera.

Más alla de la pregunta obvia de ¿quien mierda es la Farolera? si nos detenemos en su historia vemos que no cierra ni por las tapas.  Pero para que la entiendan, va la conversacion entre mi colega y yo:

Lemon: La Farolera, tenes razon nena, flor de rara. Si la miras de cerca hace agua por los 4 wines.
Tinker: sep, totalmente.  Siempre lo dije.
Lemon: Vamos por partes. Primero la mina va y se tropieza en la calle, se cae de bruces, nadie dice nada, no llama a la ART, ni nada. Sigue su laburo obvio de encender faroles (nadie pregunte como sobrevivio la llama al tropiezo y la caida, vamos a darle chance), hasta que pasa por un cuartel y se enamora de un coronel. Ahi se desquicia.
Tinker: ¡¡es verdad!!! Se pone como loca pide que le alzen las barreras  y sube la escalera pa prender el farol y despues de un teje enorme las cuentas le salen mal dice…
Lemon: Te digo la verdad. Historia clasificada, your eyes only: se ve que del golpe quedo boluda vio un coronel, asi bien macho… turula como estaba pero sin perder un minuto le dijo “dale papito, subime la barrera” el otro dijo si dale pero no veo un carajo y ella pensó “que bueno que soy farolera” y ahi nomas subio la escalera prendio el farol y nada, lo obvio. Pum pum pam pam, sos boleta y te despacho…
Despues cayó en la cuenta de que con el apuron y el golpe se olvidó de cuidarse y  se pone a contar dias,  por lo del embarazo.
Tinker:  igual las cuentas le salen mal, para mi que estaba en dia fértil pero no se dio cuenta porque hizo mal la cuenta.
Lemon: y..se arrodilló nomas.
Tinker: chan!
Lemon: no, ¡Anima bendita!

O sea, mas raro echale agua.

Pensamiento de lunes

9 noviembre 2009

…yo quiero un laburo donde pueda twittear…