Archive for 3 julio 2012

.

3 julio 2012

Imagen

Lluvia

Cae la primer gota, contra el asfalto recalentado del sol de la tarde.

¿Lluvia?. Dos gotas no son lluvia. No ameritan los gritos de la abuela para que alguien descuelgue la ropa, ni permiten que los pibes del barrio salgamos en manada a la calle, rompiendo el silencio de la siesta y contaminado la cuadra con nuestro chapoteo ilegal y nuestras carreras de tapitas en la zanja.

En mi barrio en febrero jugabamos a la comparsa. Eramos 15, disfrazados, haciendo ruido de tambores. Una conga descompasada que corría vereda por vereda, haciendo bochinche y bailando muy mal.

Nadie se salvaba ni de ser importunado, ni de ser victima de un robo. Las nenas de la casa del fondo sacaron una tarde las sábanas de la cama de su mamá para desfilar con capas largas, como princesas.

Y como bruja se puso la madre, que las encerró en el cuarto sin cena ni postre.

Lluvia.

Ahora si. Son muchas las gotas, pero aún no es un chaparrón.

Abro la puerta sin que la abuela lo note. Corro descalzo y sin remera al medio de la calle. No hay autos, esto es zona sur. Acá en verano se hacen otras cosas antes que ponerse a conducir con este calor y esta humedad que no baja.

Lluvia.

Mil gotas. Me robo algunas. Me ve solo el vecino de la esquina.

Antes que venga el viento y el trueno, los amigos de la tormenta que corrió a la lluvia para jugar en todo el cielo, vuelvo adentro. Cuido de no manchar con barro el parquet del comedor y cuando la temperatura baja de golpe y cae de lleno la cortina de agua, me hago ovillo con un libraco de cuentos en el sofá de pana azul.