Final de mierda para un cuento de amor

“El amor no es algo que vayás a comprar en una mercería. Aunque de eso ya te diste cuenta”, le dijo el anciano a Rosemary y salió de la habitación.

Ella sintió un tono distinto en aquellas palabras. En vez de sonarle gastadas y convencionales, se presentaban claras, luminosas. Flotando delante de ella, coloreaban las baldosas, se reflejaban en las vidrieras de los negocios. Guiaban sus pasos hacia la casa de Alan, a sus brazos, a su cama una vez más y para siempre.

En el último de los cuartos de la antigua casa victoriana, entre lágrimas, Alan preparaba la valija. El boleto de tren descansa abajo de la lámpara, en la mesa de luz. Alan descolgó las fotografías de las paredes, dejando las manchas oscuras donde antes estaban los marcos.

 Rosemary irrumpió en el cuarto, lo abrazó por detrás y susurró un “te amo” en su oído. -Se terminaron las peleas, te lo juro. No más contradicciones. Fue mágico. Hablé con el Viejo. Nunca más voy a exigirte que seas alguien que no sos, amor mió”, – balbuceó Rosemary.

Lentamente, Alan se dio vuelta y clavó sus ojos en ella. Azules, fríos y acuosos la inspeccionaron de arriba a abajo como a una desconocida, cerró la maleta, tomó el sombrero y salió de la habitación.

Ella quedó inmóvil. Con el ruido de la puerta de calle, las lágrimas desbordaron sus ojos. Paseó lentamente la mirada por la pieza vacía, recorrió con la vista los diferentes objetos del cuarto, y se detuvo de pronto. Entonces, gritó.

Alan no regresará jamás. Dejó sobre la mesa de luz el boleto de tren y su reloj pulsera.

 

(revisado, criticado y corregido por Pablo)

Anuncios

6 comentarios to “Final de mierda para un cuento de amor”

  1. Bufón Says:

    Como Pablo???

    Quedó lindo… Me gusat el final.

    Saludos.

  2. Lemonchelo Says:

    no sabia como presentarte pancho.. deja que mi editor se llame Pablo que es una movida de marqueting (bufon es poco serio).

  3. Anabella Says:

    Mmmm, el cuento me gustó, obvio. El mmmm es para el nombre del protagonista, es nombre de flaco FORRO.

  4. Bufón Says:

    Pero el prota es ella…

    O hay un subtexto interno que me pierdo…

    Lo dejo para mañana poruqe me voy a mi casita a ducharme que huelo a oso muerto y enmohecido…

    Saludetes….

  5. Medea Says:

    😦 esta claro que no se puede ni se debe intentar cambiar a la gente y que las cosas hay que decirlas en el momento, antes de que sea demasiado tarde…

  6. docampo Says:

    anabella, no la queria nomás. te pintó cincuentas, lemoncello. abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: