Tocala de nuevo, Mel

-Y seguramente hubo otras cosas que te pasaron que te advertían que no salgas, pero no le diste bola. Dijo el chico de la chomba a rayas en plena fotocopiadora, intrigando a todos los que estábamos ahí.

-Si, no se, la cosa es que fue una noche de mierda – contestó su amigo melenudo.

-Era obvio – comento el de chomba entre risas – siempre hay muchas cosas que te avisan, pero uno no les da bola. Seguro la remera que querías ponerte estaba manchada, o se te había apagado el calefón en la ducha, la comida se te paso y justo cuando salías te sonó el teléfono o perdiste las monedas del bondi. Nadie le da bola a las señales.

Y ahí me quede congelado. Petrificado.

“Señales”. El pibe dijo señales.

Es imposible que no se me vengan a la cabeza todas las cosas aparentemente insignificantes que me sucedieron este fin de semana, ponele, y sus consecuencias directas.

Es decir ¿cómo no me di cuenta? ¿cómo nadie me dijo “boludo fijate, cuidado con x cosa”?

Ahora resulta que todo lo malo se podía evitar viendo las señales a tiempo.

¿Ahora me lo vienen a decir? 

-Sabes que si- contestó el melenudo medio sonriendo –la remera que queria usar estaba manchada de amarillo, nunca lo habia visto. Y después me dormi en el subte y casi vuelvo hasta mi casa otra vez.

A ver, repasemos: resulta que el destino, de golpe y porrazo, es copado. Se pone de onda con los pobres mortales que atormenta y de vez en cuando le deja entrever de forma muy sutil que si hacen x cosa les va a ir para el orto. Pero la razón (o la vida moderna, depende a que tengan ganas de echarle la culpa) te entrena para que descartes esos avisos. O sea, esto es una joda grande…

-Viste. Es una fija.- el de chombita tenia aires de superioridad, ahora que había revelado una verdad al mundo. Yo lo mire de costado, sin saber bien como tomarlo…

 Me dejo pensando ¿será una señal?

Anuncios

2 comentarios to “Tocala de nuevo, Mel”

  1. Anabella Says:

    Si creería en todas las señales en este momento no tendría muchas cosas, a veces no son señales, son pruebas a superar. Porque si es por señales, mamá, ya tendría que haberme atado con grillete a la pata de la cama para nunca más salir.
    Creer en las señales, es como creer en la religión, otra excusa para tener a quién echarle la culpa.

  2. Medea Says:

    Pues este finde me fijo en las señales que el viernes tengo una cena… si se me corre el rimmel o no encuentro la remera que queria o vaya uno a saber que, me encierro en mi habitacion bajo la manta y no salgo hasta el domingo

    Gracias por hacerme ver que hay señales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: