Archive for 29 septiembre 2009

Thinking under some other influence…or maybe my mind its just that way

29 septiembre 2009

“Te quiero, pero te llevaste la vela y me dejaste el entierro”, canta Calamaro en Mega 98.3 a las 5.50 de la madrugada del domingo. El frió es mortal, venimos desde Burzaco en un colectivo 160 y tengo a Novio que dormita en mi hombro. Me quedo pensando en esa frase. Miro por la ventana y la repito “te llevaste la vela y me dejaste el entierro”. “Nadie te dio vela en este entierro”, me digo a mi mismo.
De golpe se me aclaró todo. No estoy drogado, tuve pocos momentos tan lucidos en mi vida, se los juro.
Necesito que hagan el mismo ejercicio intelectual que hice yo, pero sin bondi y sin canción. Síganme los buenos:
Empezando por el principio, no se cuanta proporción de mortales en la historia de la tierra ha tomado la frase “nadie te dio vela en este entierro” de una forma literal, es decir, hasta ayer a la madrugada siempre creí que esta conjunción de tono despectivo (comúnmente utilizada para tildar de “metido” a alguien) tenia como referencia directa al sustantivo vela.
Cabe presuponer que decir “nadie te dio vela en este entierro” condice con la acción de un individuo cualquiera que, sin ser próximo a un determinado occiso, asiste al entierro del mismo, su condición de desubicado estaría determinada por la falta de una vela, adminículo que-supongamos- los propietarios de casas mortuorias entregaban a los deudos (y estos a sus invitados) para acompañar con luz el camino del fallecido a la fosa.
Hasta aquí, si ustedes desandaron el mismo camino que yo, queda demostrada con muy poco margen de error, la familiaridad de la expresión y la imagen mental que genera.
Ahora bien, si tomamos el término “vela” de nuestra aserción original y cambiamos su categoría “sustantivo” por la del verbo “velar” generamos en la instancia de reconocimiento, un campo de efectos de sentido completamente diferente.
En esta instancia, nuestra frase “Nadie te dio vela en este entierro” deja de tener como sujeto a una persona x (vivo) de los asistentes al nuestro hipotético entierro y pasa a otorgar el protagonismo a otro muerto. La referencia de “velar” implica a otro muerto que, equivocado de entierro, pretende usurpar el lugar de sepultura que no le corresponde. Y no le corresponde porque nadie lo ha velado, al menos no allí. Ninguno de los presentes le ha dado vela a ese muerto, en este entierro.
Imaginen la angustia de este pobre nuevo-no-vivo, que con menos de 24 horas de cadáver no encuentra donde descansar en paz y que, en su confusión, intenta usurpar un entierro que no le corresponde (para el cual, presuponemos una vez mas, ya hay asignado un determinado occiso que si tuvo el período velatorio correspondiente). Y si lo pensamos desde el lado de producción de la frase, es más que obvia la intención de catalogar de “desubicado” o “fuera de lugar” a cualquier muerto que sin recibir el periodo de vela prescripto por el reglamento, intentare apropiarse ilegalmente del lugar de descanso de aquellos que tienen todos los papeles en regla.
La gresca que, imagino, tiene lugar en el cementerio (y que da sentido final a la brutalidad de la aserción que nos ocupa) es digna de quedar retratada.
Imaginen el cuadro: Dos muertos en combate por la misma sepultura, una familia dolida que intenta expulsar al ocupante ilegal, preocupada por que este último no haga usufructo del un predio que mediante el pago correspondiente, ha reservado para su occiso, un sepulturero cansado que con pala y pico intenta zanjar la cuestión, mujeres que gritan, hombres que forcejean, viejas que lloran y en el fondo, en la administración del camposanto, otra familia modesta (de esas que no pueden pagar ni velatorio) averiguando si no ha pasado por allí un cadáver fresquito que se les ha perdido recientemente.

Anuncios

Final de mierda para un cuento de amor

24 septiembre 2009

“El amor no es algo que vayás a comprar en una mercería. Aunque de eso ya te diste cuenta”, le dijo el anciano a Rosemary y salió de la habitación.

Ella sintió un tono distinto en aquellas palabras. En vez de sonarle gastadas y convencionales, se presentaban claras, luminosas. Flotando delante de ella, coloreaban las baldosas, se reflejaban en las vidrieras de los negocios. Guiaban sus pasos hacia la casa de Alan, a sus brazos, a su cama una vez más y para siempre.

En el último de los cuartos de la antigua casa victoriana, entre lágrimas, Alan preparaba la valija. El boleto de tren descansa abajo de la lámpara, en la mesa de luz. Alan descolgó las fotografías de las paredes, dejando las manchas oscuras donde antes estaban los marcos.

 Rosemary irrumpió en el cuarto, lo abrazó por detrás y susurró un “te amo” en su oído. -Se terminaron las peleas, te lo juro. No más contradicciones. Fue mágico. Hablé con el Viejo. Nunca más voy a exigirte que seas alguien que no sos, amor mió”, – balbuceó Rosemary.

Lentamente, Alan se dio vuelta y clavó sus ojos en ella. Azules, fríos y acuosos la inspeccionaron de arriba a abajo como a una desconocida, cerró la maleta, tomó el sombrero y salió de la habitación.

Ella quedó inmóvil. Con el ruido de la puerta de calle, las lágrimas desbordaron sus ojos. Paseó lentamente la mirada por la pieza vacía, recorrió con la vista los diferentes objetos del cuarto, y se detuvo de pronto. Entonces, gritó.

Alan no regresará jamás. Dejó sobre la mesa de luz el boleto de tren y su reloj pulsera.

 

(revisado, criticado y corregido por Pablo)

¿de bufanda en septiembre?

23 septiembre 2009

 

El amague de Primavera que nos comimos esta semana no es buena onda.  A ver Sr. Invierno si nos ponemos las piletas y vamos a atormentar algun otro hemisferio ¿si?

Cono Sur deathstyle

16 septiembre 2009

Pum pum pam pam sos boleta y te despacho
¿Existen las vidas a lo Tarantino?
¿Hay gente que vive como en la canción de Babasónicos “Negociando kiff por armas en Plaza Miserere”?

Tengo respuestas obvias en la cabeza, Buenos Aires es tan outlet que no creo que existan mafiosos con glamour, ni esposas a lo Uma Thurman que se rompan la vida contra una aspiración de heroína y terminen con shots de adrenalina en el corazón después de bailar en el “Jack rabbit slim´s twist contest”.

El crimen deja de ser divertido fuera de la pantalla. Estamos lejos de vivir en Marbella, en las casas gigantes de los magnates de la maldad. No somos país de asentamiento de bandas “gangsta” con ropa cool, no vemos la carrera de las motos de los “crazy 88”, escapando después de matar.

No “homies”, no “vatos”, no “maderfaca”. No yakuza. No ninja, ni Samurai.

Tampoco somos Irlanda, no amparamos el crimen ni por honor a un clan ni por motivos religiosos. Acá no hay “figthys Fitzpatricks”.

Acá hay bandas de afuera que se matan en los shoppings por efedrina (algo como aspirina 2.0) Acá hay villas, hay marginales bien marginados, extremadamente marginados. Tan marginados que hasta ellos mismos se marginan.

Acá hay PACO, que es como la basura de la producción de la verdadera droga, la rentable. Acá hay extranjeros limítrofes que controlan el negocio (ni siquiera se puede decir mercado, porque a menudo el producto mata al cliente en poco tiempo. Por lo que el negocio es rápido e ineficaz). Acá la policía ayuda y a veces ni siquiera es por plata sino de vicio nomás. Acá se roban entre los propios ladrones y se matan por monedas. Acá hay tipos con tan poca inteligencia que a las cuatro horas de salir de la cárcel vuelven a caer presos por robar. Acá hay sólo peones, es un ajedrez desorganizado sin reyes ni alfiles (sin cabezas que la justicia pueda cortar, sin esperanzas de terminar con algo que empezó hace siglos y corroe lentamente la superficie de la roca compacta donde intentamos erigir una sociedad)

En este tablero son todas casillas negras, con torres de chapa y cartón que se tambalean agotadas, con caballos sin dientes y con reinas putas -menores de 12 años arrancadas de los brazos de sus padres- engañadas para jugar o morir como perro en un galpón de ruta.

Acá hasta el crimen es una mierda.

(colaboró editando este texto: Fran)

Tocala de nuevo, Mel

15 septiembre 2009

-Y seguramente hubo otras cosas que te pasaron que te advertían que no salgas, pero no le diste bola. Dijo el chico de la chomba a rayas en plena fotocopiadora, intrigando a todos los que estábamos ahí.

-Si, no se, la cosa es que fue una noche de mierda – contestó su amigo melenudo.

-Era obvio – comento el de chomba entre risas – siempre hay muchas cosas que te avisan, pero uno no les da bola. Seguro la remera que querías ponerte estaba manchada, o se te había apagado el calefón en la ducha, la comida se te paso y justo cuando salías te sonó el teléfono o perdiste las monedas del bondi. Nadie le da bola a las señales.

Y ahí me quede congelado. Petrificado.

“Señales”. El pibe dijo señales.

Es imposible que no se me vengan a la cabeza todas las cosas aparentemente insignificantes que me sucedieron este fin de semana, ponele, y sus consecuencias directas.

Es decir ¿cómo no me di cuenta? ¿cómo nadie me dijo “boludo fijate, cuidado con x cosa”?

Ahora resulta que todo lo malo se podía evitar viendo las señales a tiempo.

¿Ahora me lo vienen a decir? 

-Sabes que si- contestó el melenudo medio sonriendo –la remera que queria usar estaba manchada de amarillo, nunca lo habia visto. Y después me dormi en el subte y casi vuelvo hasta mi casa otra vez.

A ver, repasemos: resulta que el destino, de golpe y porrazo, es copado. Se pone de onda con los pobres mortales que atormenta y de vez en cuando le deja entrever de forma muy sutil que si hacen x cosa les va a ir para el orto. Pero la razón (o la vida moderna, depende a que tengan ganas de echarle la culpa) te entrena para que descartes esos avisos. O sea, esto es una joda grande…

-Viste. Es una fija.- el de chombita tenia aires de superioridad, ahora que había revelado una verdad al mundo. Yo lo mire de costado, sin saber bien como tomarlo…

 Me dejo pensando ¿será una señal?

untitled #1

12 septiembre 2009

0823_125328_2
Últimamente  me siento estancado.  Estoy en esa etapa de no hacer nada, ese nivel post graduación donde solo queda aprender algo mas o usar el potencial que tenes guardado. Algo adentro mío pulsa por salir. Solo que no se para donde.
Ayer tuve una brain storming conmigo mismo y me salieron 14 mil ideas tontas acerca de cursos o de cosas que podría hacer (pintura, fotografía, canto, cine, gastronomía).. Tampoco me decido al respecto. Lo que se es que mi energía no puede estar almacenada por mucho tiempo más.

Working Class Hero

10 septiembre 2009

Atascado.
Una nota sobre Vertigo y Mareo que no se como concluir.
Un sol que entra por la ventana, impertinente, que me invita a caminar por algun lugar con mucho verde y mucho aire (y poco frio, aunque pido demasiado).
Si, ya voy… Pero primero la nota.
Ah si, la nota….
¿Por qué no se va mi jefe y me deja de joder?
Mute.
Todo el puto universo en mute.
En off, si, en off por unas horitas. Unos buenos 180 minutos, ponele.
¿Quién me hace ese favor?

Green & co

8 septiembre 2009

Hace una semana con mi vieja empezamos una dieta. Por primera vez en mi vida y sin estar demasiado convencido del asunto, le empeze a dar bola a lo que echaba a la panza.

La dieta elegida parece ser estricta, segun personas que viven haciendo dietas.

Según yo, que merenda un stacker en burguer y cenaba un jabalí a lo Obelix, les confieso que me recontracago de hambre. Pero con dignidad.

Tuve que enfrentarme a varios retos: la mitad de las cosas que tendria que comer no me gustan: atún (puajjj), espinaca, repollo, brocoli…

Sin embargo, loco, baje un montón. Mi novio me habia regalado unas bermudas suyas viejas hace menos de 15 dias y no me cerraban. El domingo me calzaron como si nada. Es mas, si achino los ojos adelante del espejo ¡¡se me ve UN abdominal!!

Reflexión: si me veo obligado a comer un tomate más, lloro.

¡Hola, mundo!

8 septiembre 2009

Welcome to WordPress.com. This is your first post. Edit or delete it and start blogging!